La universidad “acreditada”

Por Fernando Vigorena Gómez. El egresado de la universidad acreditada sale “seteado”, configurado, estructurado y malamente preparado, para enfrentar los desafíos y exigencias de un mercado laboral tradicional en agonía, que le permita, por lo general la búsqueda de una práctica laboral, muchas veces no remunerada en alguna empresa y darle la opción de conseguir un empleo fijo, seguro y de modesta remuneración.
El empleo sufre ahora cambios profundos que determinan que esta forma de trabajar, en la actualidad, se convierte en el peor enemigo de los jóvenes que egresan de las universidades. Lo curioso es que estas, en una forma de superar las carencias formativas, incentivan a los egresados a realizar cursos de postgrados, dando origen a un cesante ilustrado, excesivamente sobre capacitado para enfrentar el mercado. Se hace necesario entonces preparar al alumno, desde el ingreso a la Universidad, en las diferentes formas de trabajar que hoy existen y advertirles, que el empleo fijo y seguro es solo una de estas alternativas. El trabajo ahora es desmontable, descartable, desechable, transportable, franquiciable o virtual. El viejo y buen empleo quedó restringido a una minoría compuesta de muy pocos genios, afortunados algunos y apadrinados casi todos. El empleo en una gran organización moderna se transformó, de repente, en la menos recomendable de las opciones.

____________________________________________________________________________

Fernando Vigorena Gómez es columnista en el sitio Grupo Liaison S.p.A. De profesión consultor y headhunter, posee más de 20 años de experiencia como conferencista internacional español-portugués y consultor de empresas hace 30 años. Pionero en la temática del Emprendimiento, es socio fundador de la Consultora Entrepreneur.  Cursó sus estudios de contador e ingeniería en las Universidades de Santiago y de Sao Paulo.
_______________________________________________________
Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de su autor, no representando necesariamente la opinión del Grupo Liaison Consultoría e Inversiones S.p.A.